El disfrute supera las distancias – GRAU Global en Delivery

0 Shares

A pesar de la magnitud e ilusión que este evento representa para todos los que integramos CUSIB Global, muchos no pudimos viajar a Madrid. Sin embargo, ello no ha impedido que lo disfrutemos de la forma en las cuales las circunstancias nos lo han impuesto: desde casa.

Para conocer cómo ha sido la experiencia, en esta nota compartimos el sentir de cinco de nuestros compañeros: Aquiles Torres – Milagros Semprún – María Isabel López – Zoila Arreaza y Judith Schmidt

MÁS ALLÁ DEL PENTAGRAMA, LA EMOCIÓN
Aquiles Torres
– EEUU

Esta semana que transcurre, más allá y apartando los preámbulos llenos de explosiva y justificada efusividad, se ha caracterizado por un gran punto en común en lo referido a la expresión abundante de emociones fuertes, recuerdos, nostalgias y, sobre todo, alegrías.


No cabe duda, entonces, que aquella decisión tomada hace treinta, cuarenta o más años, nos cambió la vida y hasta la forma de verla y apreciarla. Cada uno de nosotros llevaba, si se quiere, una vida “normal”; siendo estudiantes, el plan era más o menos el mismo, aprovechar las oportunidades, el tiempo, la juventud y el entusiasmo de hacer las cosas que a futuro nos permitieran alcanzar, o al menos encaminarnos hacia el desarrollo profesional y productivo.


Pero, ¿qué marcó la gran diferencia?
Como muchísimas de las cosas trascendentales que nos llevan en el tiempo y en el espacio que delimita nuestro tránsito vital, lo que hasta ese momento creíamos casual se convierte en causal de los grandes cambios no pasajeros. La gran mayoría de nosotros probó audicionar en nuestra amada CUSIB “a ver qué tal”, sin sospechar por un nanosegundo el cambio y el efecto que esto tendría más adelante, mucho más adelante.


El efecto CUSIB, junto al fenómeno Alberto Grau se escapó de toda expectativa, por muy audaz que fuera; no fue inocua en nosotros (positivamente hablando) la energía nueva que nos secuestró, de algún modo, el concepto que habríamos podido tener hasta aquel momento juvenil de nuestras vidas, de las artes más elevadas, la música y el canto.


Lo que sucede en Madrid en estos días, no es otra cosa sino la reconfirmación de ese fenómeno tan especial y, por lo evidente, vivo en nuestros corazones.


Así que nuestra vida normal no fue tal, afortunadamente, aquellas invitaciones “casuales”, poco vehementes o sin mucha insistencia fueron como el letrero de dos flechas en el camino que se bifurca y nos lleva al mismo destino, pero fue la riqueza, el tránsito por ese camino en compañía de quienes también lo tomaron, lo que nos la enriqueció hasta hoy y muy seguramente hasta mañana y hasta lo que nos queda de vida, así que a vivirla, a cantarla, a reírla…

Abraza a quien tengas al lado en este momento y deja salir un “te quiero, gracias por acompañarme más allá del pentagrama”.

PRESENTE DE CORAZÓN
Milagros Semprún – Venezuela

Estoy del lado de los que no pudimos ir y de cualquier forma, he disfrutado mucho del Reencuentro Grau Global.

Desde que comenzó la organización, cada foto, cada idea o comentario, todo nos ha hecho sentir parte de la experiencia, porque al final, aunque no estemos allá y no podamos estar en ese gran evento, somos parte del grupo.


La combinación de música y sentimientos es explosiva. Se puede pasar de la risa al llanto en un segundo. Y, si algo he aprendido de la vida, es que hay que quedarse con la parte buena, reír y agradecer.


Lo mejor es que Alberto nos acompaña, que le dimos el gusto y le demostramos el gran agradecimiento que sentimos por él.


Mi deseo para todos los que están allá es que la energía de ese reencuentro reviente en aplausos, que el espacio se quede pequeño y que se junten las ganas para un próximo encuentro.

Esta vez, libren por todos.

VIVA LA MÚSICA CORAL
María Isabel López (Marrí)
– Venezuela

Hace pocos días el chat global se «puso serio»… se daban los toques finales para algo muy importante que iba a suceder: fechas, registros, recursos, alojamientos, todo eso que se mueve alrededor de un viaje hacia la felicidad musical. Algunos de nosotros debíamos ser espectadores, participando desde la buena energía y deseando que todo saliera bien….

¡¡¡Alzaron vuelo a Madrid!!!… y vimos a nuestro corresponsal de Tucupita entrevistando a celebridades del mundo coral para informar sobre el gran evento. Imposible no sonreír y sentir que estás allá desde lo más profundo del corazón.


El día llegó y, medidas sanitarias aparte, ver a cada uno posar entre esos hermosos pendones nos aceleró el corazón… luego sacaron la franela con el logo… no faltaba más…

Yo pensaba que la alegría no podía ser mayor, pero aún quedaba mucho por disfrutar… Poder ser testigo de los ensayos con nuestros Maestros ha sido increíble… hermanos míos, los oigo cantar y se me eriza la piel… sus miradas, su energía… nuestra unión inquebrantable.

Es maravilloso escuchar el sonido en los ensayos. Realmente es difícil encontrar palabras más allá del sentir por lo que estamos viviendo aún desde las pantallas. Estoy muy agradecida por lo que está pasando… Es una energía tan especial que hasta logró que nuestro himno se hiciera viral, para que ni hoy, ni mañana, ni nunca se pierdan la llama y la esperanza.

Por cierto… oír a Alberto regañar a CUSIB Global todo tierno y cariñoso es digno de destacar… «no hablen tanto, vayan a dormir temprano, cuídense la voz»… verlo enseñar nuevamente las canciones que hemos cantado tantas veces y que están sembradas en el alma…. Él también está demasiado feliz, su piel y sus ojos brillan. No deja de sonreír… y por supuesto, María igual.

Disfruta Alberto porque esa gente maravillosa que ama cantar y se amalgama alrededor tuyo… es tu obra, uno de tus legados.


Somos testigos de la primera aparición en vivo de CUSIB Global… cada uno se ha comprometido, el que pudo está en Madrid y los que no, pues, estamos moviendo nuestros espíritus, nuestras energías, nuestros corazones, nuestro amor…

Es que ese concierto de personas que se quieren y que nos queremos, es único… Gracias totales, bellos los ensayos, maravilloso el ambiente, inmejorable el cariño…


CUSIB Global es un canto de amor al planeta, a la buena tierra… al lugar donde queremos vivir y a donde quiero que vivan nuestros descendientes

Gracias por darme la oportunidad de escribir esto. Me siento supremamente, inexplicablemente e indescriptiblemente feliz.


¡Viva la música! … ¡Viva la música coral!…
¡Viva nuestra unidad en el espíritu!… ¡Viva CUSIB Global,.

ENSAYOS DE VERDAD VERDAD
Zoila Arreaza
– Venezuela

Aunque no estoy en Madrid, he asistido regularmente a los ensayos. Me siento parte de ellos y los vivo igual que si estuviera allá. Para mí, son ensayos de verdad verdad.

Martes 5 – 11 am. Dos horas llenas de emoción recordando cómo eran los ensayos con Alberto. Varias veces nos dijo «dejen de hablar»… Yo por aquí, con una ventaja: no tenía con quien hablar. Pero imagino que para los de allá con tantísimo tiempo sin verse, era difícil. También se ensayó con María y con José. Mignonne, Dozel, Locus iste, María Pancha… fue un viaje increíble a aquellos días en la Simón.

Miércoles 6 – 10 am. Cuatro horas separadas por media hora para almorzar en la mitad. Alberto dirigió casi todo el ensayo, pero comenzamos con ejercicios de calentamiento, respiración y vocalización dirigidos por María. Una cámara enfocaba al coro de frente dejando ver la espalda y parte de las manos de los directores. La otra cámara estaba dirigida hacia el escenario, pero como estaba al fondo, se veía bastante lejano. Se ensayaron: Mignonne, Dozel, Periquito, Ave María, Golpe Tocuyano, Cabra mocha, Locus iste, Niño Dios de amor herido, Se equivocó la Paloma y El Encobijao.

Como buena llorona, en el Locus iste dirigido por José, las lágrimas se me salieron recordando que esa pieza la aprendimos en los primeros años de la CUSIB. Cantaba paseándome entre Sartenejas y a Madrid, en un viaje musical lleno de emociones.

Cuando me fui a conectar de nuevo luego del almuerzo, mi hija me preguntó ¿y para qué ensayas tanto, si no vas a cantar en el concierto? Le di varias razones: tengo muchísimo tiempo sin ensayar con mi coro, es una manera de estar con mis amigos y hermanos de la vida y sí voy a cantar en el concierto con todo mi corazón…

Como decía el Principito: lo importante no se ve con los ojos sino con el corazón. Para mí, en este caso, «lo importante se escucha y se canta con el corazón cuando tu voz no puede llegar hasta donde realmente quieres estar.”

Dicho eso, entré feliz a mi 2da parte del ensayo. Finalizamos con El Encobijao (no encobijado) y otra vez se abrió el grifo de las lágrimas porque tras tanto caminar llegué a los quiero lo mismo.

Ah y algo muy importante…en el Ave María, Alberto nos dijo: Bravo sopranos… Qué bello escuchar sus elogios a nuestra cuerda…

Jueves 710 am. Empezamos con vocalizaciones dirigidas por José…y una con números para trabajar concentración (me la copio para mis niños, cuando empecemos presenciales). Luego el ensayo con Alberto de Golpe Tocuyano, Cabra Mocha, Se equivocó la Paloma, Ave María. Luego Locus iste con José y de nuevo Alberto con El Encobijao, Mignonne. (nos repasaron pronunciación y luego cantamos).

Se comentó sobre una sorpresa hermosa para el sábado, pero no la voy a contar ahora para no develarla antes de tiempo.

Además, Alberto dijo unas palabras muy buenas:

-«No solo José, María y yo somos músicos, Uds. también lo son (…) canten como músicos» 

Luego José agregó:

– «El papel no canta, allí solo hay notas y palabras escritas. Somos nosotros los que les damos vida cantando»

Es que el sábado se cantará de memoria, así que no quieren que se siga ensayando con la partitura en la mano.

A las 12:07 se hicieron fotos con las franelas, que quedaron lindas…un puesto de separación…y aunque no lo crean, yo estoy en uno de esos espacios vacíos (gracias a Dios la imaginación es increíble).

A la 1:08 reiniciamos el ensayo. José recordó el uso de las mascarillas y mantener la puerta abierta para ventilación. María agradeció a la Escuela de Canto Coral….Guao Miguel Astor entró al Zoom… qué emoción…

Empezamos con el Te quiero y yo nuevamente empecé a llorar…  y vivimos felices, aunque no tengamos permiso… Nos podrán quitar muchas cosas, pero nunca este amor que nos une. 
José dirigió El Periquito y María Pancha. Mientras que Alberto se encargó del Son de la loma. Finalizamos temprano, a las 2pm.

Gracias a Dios por el Zoom, por Claudia Gagliardi, por Ignacio Del Campo Aguirre y por todos los organizadores que nos permitieron estar presentes en estos ensayos, demasiada emoción junta.

 

UN LAZO DE AMISTAD
Judith Schmidt
– Venezuela

¿Qué es para mí este reencuentro?

Revivir experiencias hermosas con personas amadas
Entusiasmo por llenarnos de cosas bellas y seguir
Enalteciendo la amistad,
Nutriéndonos de la alegría de volver a estar juntos y
Compartiendo con amigos que son como hermanos
Unidos ayer en juegos, pero con disciplina en ensayos y conciertos
Estar nuevamente con Alberto Grau que siempre es genial
Nunca dejemos de ser como somos… con CUSIB Global para todos
Traemos a los corazones más alegrías y muchas
Risas para alejar los temores sobre lo que nos rodea y el sábado
Ovacionar a nuestra querida coral -ahora Orfeón- en sus 50 años

Con la creación de CUSIB GLOBAL, fortalecemos el lazo de amistad entre los coralistas de ayer, de hoy y de mañana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.